DOÑA OFELIA

Ofelia Toledo Bancha Pineda nace en la ciudad de Juchitán de Zaragoza en el Istmo de Tehuantepec del estado de Oaxaca. Hija de una familia zapoteca tradicional, se enamora del arte de la cocina regional y a sus cinco años ya es una talentosa estudiante de sus maravillas y encantos.

Jovencita se encuentra en la ciudad de México para sus estudios superiores y aprovecha el tiempo para adentrarse en otros estilos de comida y cultura culinaria. Después de unos años de estudios y trabajo en el Distrito Federal, Ofelia decide establecerse con su pequeña hija en la ciudad de Oaxaca. Aquí su casa vuelve un punto de reunión para los paisanos del Istmo quienes disfrutan tanto de sus artes en la cocina que le instan a que ponga un restaurante de auténtica comida istmeña. Ella se anima y surge el Restaurante Yu Ne Nisa - restaurante pionero en la ciudad de esta rica y variada cocina.

Fiel a sus raíces familiares de artistas, poetas, músicos y artesanos, Ofelia crea en esta sencilla casa un rinconcito alegre y acogedor que rápidamente gana los corazones y los paladares no sólo de otros Istmeños sino de todos los oaxaqueños, así como visitantes nacionales y extranjeros.

Aún antes de abrir formalmente el restaurante que sería Yu Ne Nisa, la fama llegó a los oídos de muchos conocedores e investigadores de la gastronomía mexicana, entre ellos Diana Kennedy y Rick Bayless. Ellos vinieron a buscar a Doña Ofelia y quedaron encantados con los guisos que tuvieron la oportunidad de probar.

La Señora Kennedy, originaria del Reino Unido hechizada por los encantos de México que volvió una renombrada autoridad y escritora de muchos libros sobre la cocina mexicana, se expresó muy gustosa de la comida de Ofelia, recomendándola con muchos en el extranjero.

Rick Bayless es el dueño y chef de los afamados restaurantes en Chicago - Frontera Grill y Topolobampo, escritor de libros de cocina y un gran personaje en el mundo de la gastronomía. Tan impresionado estuvo con la comida de Ofelia que en varias ocasiones trajo al personal de sus restaurantes para enriquecer aquí sus conocimientos culinarios y aplicar lo aprendido en los restaurantes en Chicago. Posteriormente le invita a Ofelia para hacer una muestra gastronómica con sus clientes e impartir un curso de cocina al público y a su personal.

Seguramente la visita de estos estimados colegas haya sido un factor causante para que the New York Times mandara a entrevistar a Doña Ofelia, publicando una página entera en el prestigioso periódico sobre “la Hechicera Zapoteca de la Comida Istmeña”.

Y con esto se da inicio a una cadena de entrevistas y artículos que aparecieron en publicaciones nacionales e internacionales, entre ellas New York Times, Los Angeles Times, La Jornada, Excelsior, Día Siete, Lonely Planet, México on Line, Frommers y muchas otras más.

A tal grado que empiezan a llegar las invitaciones a presentar muestras gastronómicas en muchos lugares de México y en los Estados Unidos, así como las entrevistas en la televisión local. Además de las muestras locales y en tianguis y ferias turísticas, entre las más importantes presentaciones a través de los años se encuentran:

  • Hoteles Camino Real en Monterrey, Cancún y el Distrito Federal
  • Hotel Gran Ancira en Monterrey
  • Hotel Caesar Park en Cancún
  • Hotel Casablanca en el Distrito Federal
  • Hotel la Casona en Chihuahua, Chih.
  • Muchos eventos particulares para la familia Slim Domit y para diversos negocios, incluyendo La Jornada, World Trade Club y otros más

Por seis años muy atareados Doña Ofelia mantenía su propio equipo profesional de cocina en el Hotel Calinda Geneve en la Zona Rosa de la Ciudad de México, mientras operaba el Restaurante Yu Ne Nisa y participaba en todos los eventos y promociones de la gastronomía de Juchitán en el estado de Oaxaca y afuera.

El único letrero del Restaurante Yu Ne Nisa ha sido la figura de una juchiteca que se erige en los siete metros de la fachada, pintado por el artista juchiteco Jesús Gallegos. Ahora representa 'Zobeida la Iguanera', amiga de Ofelia y también la Señora de las Iguanas de la famosa fotógrafa Graciela Iturbide.


El interior del local siempre se ha amenizado con el arte de varios pintores y escultores - la mayoría del istmo - y con algunas obras a consignación para venta a los aficionados. Con tanto trabajo y actividad artística no se disminuye el talento y atención a la creatividad y calidad de la comida del Istmo - la pre-hispánica, la tradicional zapoteca, la mestiza y la auténtica ya contemporánea - y al gusto de su apreciada clientela.

En estas fechas Doña Ofelia piensa realizar un proyecto más - el de dedicar un pequeño espacio dentro del restaurante para una mini-boutique donde exhibir y vender piezas selectas de joyería tradicional, artesanías y los bellísimos huipiles de su natal Juchitán.


En 2007 empieza la producción casera de mole en pasta: mole oaxaqueño sabrosísimo -negro y rojo - al estilo inigualable Yu Ne Nisa. Ya que es realmente totalmente casera, la producción tiene que ser limitada pero haremos lo posible para surtir pedidos especiales que se hacen con tiempo.

Sólo en el mes patrio del año 2008 presenta otro nuevo plato propio - el Chile Ofelia. No es el usual “chile en nogada” sino una creación garantizada a deleitar el paladar de cualquiera. Y así continúa creciendo en su arte culinaria y compartiendo sus talentos y delicias con todo tipo de público.

Participó en varios eventos y competencias conmemorativos de la Independencia y la Revolución en 2010, entre ellos el Congreso Gastronómico Internacional Guillermo Ríos como chef, ponente y moderadora, y en el concurso Historia y Sabores de México: Menú Bicentenario, quedando finalista en las dos categorías de entrada y plato fuerte.

En 2012 fue invitada a participar en eventos del Baja California Culinary Fest y impartió clases magisteriales en Tijuana Innovadora, la Culinary Art School, etc. y en 2013 presentaba el festival de comida oaxaqueña e istmeña en Cancún.

Los años siguen siendo llenos de eventos especiales, retos y satisfacciones en esta labor de amor, y aún en este 2016 sigue participando en muestras gastronómicas con las Secretarías de Cultura y de Turismo en Oaxaca y ha sido chef invitada en eventos en Morelia, Mich.; Chihuahua, Chih; San Luís Potosí, SLP; Monterrey, N.L.; Distrito Federal, entre otros, además de impartir clases de cocina a grupos especiales.

Es activa en el programa del Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana en la preservación de la cocina tradicional Mexicana. En todos los vaivenes de esta vida Doña Ofelia mantiene la autenticidad de la cocina istmeña - comida elaborada con amor y creatividad que deleite los ojos, el olfato y el paladar. Con ella se saborea la historia, belleza y talento de un rincón privilegiado del maravilloso mundo de la gastronomía oaxaqueña.